Cáceres

Cáceres es la capital de la provincia extremeña con el mismo nombre. Ocupa una superficie de aproximadamente 1.750 km² y tiene unos 90.800 habitantes.
La zona más bella de la ciudad es la parte medieval (Casco Antiguo). En 1986 la UNESCO la declaró Patrimonio de la Humanidad.

Cáceres ha sido siempre lugar de encuentro para muchas razas y culturas. Las pinturas rupestres más antiguas que podemos encontrar en la ciudad tienen unos 30.000 años y se pueden encontrar en la cueva de Maltravieso.
El primer asentamiento urbano fue de época romana, se llamó Norbensis Caesarina y se fundó en el año 25 A.C. Lucio Cornelio Balbo. El único vestigio que queda en la ciudad de este periodo es la antigua entrada al recinto urbano, el conocido como “Arco del Cristo” o “Puerta del Rio”.
Poco se conoce sin embargo del periodo de la caída del Imperio Romano.
Desde el siglo VII no dejan de producirse combates entre Moros y Cristianos hasta que en el 1169 Fernando II reconquista Cáceres. En 1170 se funda además una orden de caballeros para defender la ciudad (Los Fratres de Cáceres).

Desde 1227 Cáceres conoce un periodo de prosperidad. Comerciantes y nobles se establecen en la ciudad, construyendo casas y palacios para impresionar a los ciudadanos. La mayoría de estos palacios fueron derruídos en 1476 por los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, con el fin de parar esta competición por el poder.
La mayor parte de la ciudad Renacentista que encontramos en la actualidad se construye a partir de entonces, entre los siglos XV y XVI. Sin embargo será desde esa época en la que iniciará un largo declive económico.
Las guerras de los siglos XIX y XX apenas dañarán la ciudad.

Los lugares más interesantes son la Plaza Mayor, el viejo centro histórico con sus pequeñas callejuelas, la famosa Plaza de Santa María, con la Catedral del siglo XII, consagrada entre 1169 y 1173.
Cercano a la Catedral de encuentra el Palacio Carvajal (también del siglo XII), actualmente centro de información.